Gilles Cyr

Gilles CyrGaspesia, Quebec, 1940.

87573-gilles2bcyr2bjovenEntre sábanas de nieve Gilles Cyr construye una escritura contenida, elegante en su trazo sintáctico y secreta. En la página el trazo asemeja figuras orientales (no en vano ha ejercido de traductor de poetas coreanos). Voz discreta, reservada, de orígenes modestos, la escritura cyreana revitaliza un paisaje concreto pero compartimentado desde el cuerpo, sugerido apenas en bosquejos perceptivos que los sentidos articulan. Lo luminoso, aquí, compone una textura de la que todo surge. Emerge entonces la refracción.

Entre los reconocimientos a su obra se encuentran el prix du Gouverneur général du Canada (1992) y el prix Arthur-Buies (2010). También traduce insaciablemente, desde algún café del plateau Mont-royal, a poetas armenos y coreanos.
| Sol inapparent (1978) | Diminution d’une pièce (1983) | Fruits et frontières (2006) | Huit sorties (2012)

Perfil Goodreads

Advertisements

[Gran jardín]

 

Matt Shlian

 

Gran jardín
 .
cerca del barranco
sin una sola gota de agua
  .
en la zancada
intento cosas
  .
el fruto, frutas
caídas a cierta altura
  .
cuando caen
hay que decirlo
  .
el fruto rojo
la fruta amarilla
  .
me sirvo ya
la fruta contiene
  .
habría que ver
lo que contiene
  .
entonces pelo
hasta el hueso pelo
  .
el hueso dice
que hay que ceder
(42)

Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006).

Traducción de Víctor Bermúdez.

Original aquí.

[El viento, la sequedad]

Matt Shlian

 

El viento, la sequedad
tuercen los árboles
 .
la vid crece en todas partes
 .
en ningún sitio del mundo
surge tan bien
 .
sabed que la vid
asciende a mil quinientos metros
  .
pasajes encordados
  .
no os sobrecarguéis
traed un tentempié
  .
y también un bolso grande
  .
aún se encuentra
a mil ochocientos metros
  .
sobre un guijarro vertical
  .
las águilas os vieron
silban de admiración
  .
os lo ruego
  .
cuando creáis
que eso es suficiente
  .
es el momento de bajar de nuevo
(41)


 Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.

[Creyendo extraviarme]

 

Matt Shlian
Creyendo extraviarme
atravieso un bosque
 .
además de las suyas
 .
el roble puede cargar
 .
las hojas de otro árbol
el roble es generoso
 .
viscosas las bayas del muérdago
se pegan al pico del tordo
 .
que crecen al frotarse
repetidamente sobre las ramas
 .
elijo imitar
los tordos no están allí
 .
con gestos naturales
ahuyenta la fauna
 .
hay que esperar un poco
mis gustos se modifican
 .
¿acumular los nombres
para mostrar las cosas?
 .
pido cistas
y hojas de laurel
(40)


Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez

Original aquí.

[Árbol torcido y perforado]

 

Matt Shlian

 

Árbol torcido y perforado
 .
se cortará
la parte engorrosa
 .
una sierra sube
 .
todos improvisan
es inquietante
  .
algunos pedazos
aterrizan en el río
  .
catástrofe anunciada
  .
construir sobre el agua
que no sea por la metáfora
  .
al final es el arbusto
  .
recibimos más de una planta
que serán evaluadas
  .
esencialmente ciudadanos
  .
entonces entro en escena
tiro de las raíces
  .
nos alejamos un poco
  .
cómo creer que vuestro árbol
subió allí
(36)


La enérgica Elodea
¿la conocéis?
 .
¡Yo no la planto!
una peste de las aguas
 .
hojas cortas
sobre un tallo ramificado
  .
bloquea los barcos
en Europa donde
  .
fue introducida
cuándo y cómo
  .
aquí no a la Elodea, a la barca
os subís de un salto
  .
lindo, bien audaz
para visitar el país
  .
un país bastante grande
y algo singular
  .
es otro país
al parecer

(37)


 Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez.
Original aquí.

[Trabajos ligeros]

Matt Shlian
Trabajos ligeros
 .
mañana nevará
y toda la nieve
 .
que se asiente en las frutas
enfriará el té
  .
en las espinas esta mañana
es el pulgar que pica
  .
nada se deduce
  .
asperidades y compañía
se revisan
  .
luego al detenerse
frente a una fronda
  .
que quizás comienza
  .
percibo el envés de las hojas
no es un fracaso
(34)/



Espítulas y púas
  .
decía fronda
por abuso de lenguaje
  .
voy por los alrededores
  .
una almáciga
se asegura de que estoy
  .
se ramifican los tallos
  .
penetrantes observaciones
que se desarrollan frente a mí
  .
logran convencer
  .
estas especies en otro tiempo
habían migrado lejos
  .
todas tan notables
  .
se me propone una variedad
que florece en cien años
  .
no es para tanto
  .
no, ni siquiera en mi casa
encuentro nunca
flora pobre
(34-35)


 Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.

[Manchas sobre el sol]

 

Matt Shlian

 

Manchas sobre el sol
y sobre las manzanas
 .
soy el enlace
 .
no todo ha sido visto
entre las frutas
 .
esperaremos las espinas
 .
el ciruelo-cerezo
tiene gruesas verrugas
 .
esta concreción hace reír
 .
y si no todo
ha sido visto entre las frutas
 .
miraré nuevamente
 .
quizás deba al final
explorar de otro modo
 .
en el paisaje devuelto
 .
caen hojas
el último estadio leñoso
 .
no puede sin ellas suceder
(31)/
 
 


Montaña abrupta
bajo de nuevo
 .
hemerocalis
 .
grandes flores, y a menudo
en lugares apartados
 .
dos brácteas sobre el asta
 .
la botánica
la conocía muy mal
 .
debí habérmela adherido
 .
esta rama que se bifurca
es casi tan robusta
 .
he consultado
 .
al aire libre
no todo es negativo
 .
creemos traducir
 .
allá al fondo del jardín
incomprendidos escombros
(32)/
 
 


En donde estamos
  .
región seca por la atmósfera
húmeda por el suelo
  .
inserto lo que dices
  .
se revelan lentamente
las partes subterráneas
  .
sobre la superficie también eso se agita
  .
varios dientes de león
esos grandes oportunistas
  .
volvemos al principio
  .
el plancton aéreo
qué es lo que se come
  .
me interrumpo
  .
dos escardas
doman la hierba alborotada
  .
tú tendrás un jardín
  .
es redonda la fruta
o un óvalo de piel fina
  .
por encima de las cestas
  .
pronto el verano se vuelve
el asunto dominante
(31-33)


 Gilles Cyr, de Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.

Poemas

 

Matt Shlian
 
POEMAS
I
La ruta los árboles y más allá.
 .
Al lado opuesto algo,
se va con el significado.
(51)


II
Al final de la ruta la montaña.
 .
Me dirijo a este lado
con mi lenguaje.
Voy lento
con mi lenguaje.
(52)

 

III
Montaña
en la palabra
 .
es la palabra
el obstáculo hendido, rehecho
lleva detrás su pregunta.
(53)

 

                                    IV
           La escarpa abandonada comienza.
La sombra que yerra sola rebasa al invierno.
 .
Otro viento se precipita
sobre el obstáculo de boca,
  .
apoyo por vez primera inagotable.
(54)

 

V
«Haber sido el frío,
la montaña desierta,
el día, que cubre las huellas».
  .
  .
Después de las palabras respondo,
adosado a este muro que nada lleva.
(55)

 

                       
VI
Un trazo fuerte
me separa de algo
que puedo nombrar,
  .
  .
cuando nombro no es
idéntico.
(56)

 

VII
Mediodía afuera
  .
impulsos laterales
me dicen lo que veo
  .
  .
la ruta se desgarra –

(57)


Gilles Cyr, «Poèmes» en Revue des Belles Lettres, Nº2. Genève, 1984
Traducción de Víctor Bermúdez.
Original aquí.

El árbol, allá: árboles.

 

Cy Twombly

 

El árbol, allá: árboles.

Pero tan sólo el árbol.

 

 

La luz que lo descubre,

no ha sido dicha la luz justa –

 

 

 


 

 

 

 

El árbol.

En el invierno que molesta,

y sosiega.

El árbol en el invierno impronunciable.

 

 

Con el árbol

talado

la luz cae

de otra manera.

(50)


 

 
 
 
Gilles Cyr, en Sol inapparent (1978).
Traducción de Víctor Bermúdez.
Original aquí.
 
 

[Este aire, frente a la montaña]

 

Chloe A. Hibbert

 

Este aire, frente a la montaña

 

 

salgo de allí, desgastado

como la piedra o el campo

 

 

se aprieta la montaña –

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

El árbol

del invierno que estalla,

 

 

la nieve raída de los árboles derribados por el viento.

 

 

El cielo abatido se levanta

sin respirar.

(29)


 

Gilles Cyr, en Sol inapparent (1978).
Traducción de Víctor Bermúdez.

Original aquí.

[Hacia el suelo, hacia]

Alex Dixon

Hacia el suelo, hacia,

a través del impedimento del aire,

esta amplitud en la que todo aparece

(hierbas, plumas, residuos)

 

 

 

sobre el fondo de algo

que no es el suelo mismo,

sino otro.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

En la tierra desconocida, más lejos

que el intervalo de la tierra inhabitada

vi, más lejos aún, la tierra

como un camino que no hemos perseguido.

He venido hasta aquí para decirlo.

(36)


 

Gilles Cyr, en Sol inapparent (1978).

Traducción de Víctor Bermúdez.

Original aquí.