Silent Alarm

Silent-Alarm

 

Silent Alarm

 

El cielo es un campo de batalla silencioso.

Son criaturas hechas de sonidos que temen

las primeras estrenan los relieves más altos,

vienen de latitudes periféricas, bandadas

que desarman las nubes como legos,

colonizan el aire y derrumban helicópteros.

¿No te alarma el sosiego de las aves?

 

«Que si puedes romperlo puedes

repararlo» establecen, «o es que esperas

un milagro» establecen, «sólo es cuestión

de tiempo» establecen, y eso también es

obviedad, pero no dicen cómo averiguar

el tiempo del espasmo. Yo no quiero ficción

aunque sea ingenuo moverme en una realidad

es suficiente, quizás me baste la belleza pero

quizás es la palabra que sostengo.

 

Las aves aprendieron a leer

el campo magnético en la tierra.

Así esquivan a todos sus huéspedes

de invierno, se ocultan en escombros

abiertos del azul, donde eluden a intrusos

venenosos, «no seremos los últimos» declaran,

y esa es la alarma silenciosa:

enmudece el cielo repleto de energía.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s