Matt Shlian

 

El viento, la sequedad
tuercen los árboles
 .
la vid crece en todas partes
 .
en ningún sitio del mundo
surge tan bien
 .
sabed que la vid
asciende a mil quinientos metros
  .
pasajes encordados
  .
no os sobrecarguéis
traed un tentempié
  .
y también un bolso grande
  .
aún se encuentra
a mil ochocientos metros
  .
sobre un guijarro vertical
  .
las águilas os vieron
silban de admiración
  .
os lo ruego
  .
cuando creáis
que eso es suficiente
  .
es el momento de bajar de nuevo
(41)


 Gilles Cyr, de «Fruits» en Fruits et frontières (2006)
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s