Andreas Nicolas Fischer

III
Del mar a las estrellas
exactamente un palmo de lágrimas
Génesis del mundo
en esta mirada frágil
que talla lo efímero
mientras el balanceo del tiempo
arranca las malezas
de la desolación
De la ruptura de todas las cosas
Amor cantinela
atravesando los espejos
hacia la única tierra
donde la sed
es todavía virtud cardinal
Orgullo de esta palabra
que enguirnaldo como pasarela
vaivén de regocijo
escucha de nuestras transparencias
abandono a la bondad
¿Qué hay que decir para abolir
la necesidad de hablar?


La soledad no es una tara
que haga falta ocultar
con la hoja de higo
de los discursos codiciosos
Cuando me siento solo
es de compasión
por todas las soledades
Benévola inquietud
que me arma
contra la intolerancia de las ideas
me revela
el veneno que destilan las estatuas
dirige
mi bastón de ciego iluminado
en el campo de minas
donde la muerte dulce
se alimenta
de la vida violenta
Os invito a la transparencia
os invito al instante de verdad
que merece una vida como la nuestra
os lo pido
Observad el infinito de las constelaciones
observad el largo camino
de nuestra especie inteligente
sumergiros en el dédalo sin salida
del hombre
pero meditad al fin
detened la máquina infernal
de la acumulación
quebrad el tiempo
del progreso sin memoria

(302-303)

Abdellatif Laâbi, extracto de Discours sur la colline arabe (1986)
Traducción de Víctor Bermúdez.
Original aquí.

Advertisements