Spencer Finch
Un sencillo soplo, un ligero nudo del aire,
una semilla que escapa a la maleza del Tiempo,
nada más una voz que volaba cantando
a través de la sombra y la luz,
se desvanecen: no hay rastro de herida.
Enmudece la voz, más bien parece, un instante,
la amplitud sosegada, el día más puro.
¿Quiénes somos, que hace falta este hierro en la sangre?
(231)
 
 
 
[90 no son nada]
Philippe Jaccottet, de Leçons (1971)
Traducción de Víctor Bermúdez.
Original aquí.
 
Advertisements