Cristian Boian
Elegía
Los crisantemos permanecen
sobre el blanco geométrico 
del muro, despliegan
su gracia bermeja anaranjada
mora y amarilla hacia
la pesada colgadura, el terciopelo
prusia que cerca el invierno,
la noche. La luz
me encierra en sus mallas
(nociones exactas, contornos
que el ojo acota, penetrando
cada cosa) y este silencio lo
respiro como la asombrosa
frescura que deja
la lluvia. Habito
una precaria paz (la arista
del instante, fracción
del paraíso que no tiene lugar
más allá de este punto en seguida
perdido, anudado, desanudado)
que llevará con su agua
lenta, formidable
(¿de qué horizonte
que sometido al azul
no deja de imponer
su fuerza sosegada 
que no conoce más ley
que su declive?) río,
magnífico el tiempo.
(54)

Robert Melançon, Peinture aveugle (1978) 
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s