El poema es una medialuna acerca de fracturas
cicatrices encima de cristales filosos
que un cielo cubre de cielos rasgados o figuras
hasta el ojal obscuro que respira

un paisaje de la destrucción del lomo
de ese bosque contenido por la luna
cuando aquel lucha en el árbol y se enreda con cólera
y el ala, de un estruendo, desborda el mar

– ¿A dónde vamos, tierno esposo?

Viene entonces la hembra con estrellas y piernas
y menta verdadera
en líneas por el viento la adormece con pliegos
de sus paños preciosos
enciende un espejo de uñas por la noche donde sus dedos
se extinguen
para que el ave se quiebre y caiga en las orillas 

del mundo



Salah Stétié, en L’eau froide gardée, 1973
Traducción de Víctor Bermúdez
Original aquí.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s