Elizaveta Porodina

Me incorporo con esfuerzo y miro:
Hay tres luces, se diría.
La del cielo, la que desde allí arriba
se escurre en mí, se difumina,
y esa de la que mi mano traza la sombra en la página.

La tinta será sombra.

Ese cielo que me atraviesa me sorprende.

Nos gustaría creer que somos atormentados
para mejor mostrar el cielo. Pero el tormento
vence sobre esos vuelos, y la piedad
ahoga todo, brillando con tantas lágrimas
como la noche.


Philippe Jaccottet, Je me redresse avec effort et je regard, en L’encre serait de l’ombre
Traducción Víctor Bermúdez

Advertisements